• Fernando Pantoja Sánchez

Pautas de vacunación y desparasitación en perros y gatos

Actualizado: 9 de sep de 2018


VACUNACIÓN


PERROS


La vacunación es muy importante en nuestros perros puesto que supone la primera línea de defensa frente a las enfermedades infecciosas. En nuestra zona hemos de considerar la parvovirosis, el virus del moquillo, la hepatitis vírica o la leptospirosis . Algunas de estas enfermedades han bajado su incidencia gracias a los propietarios responsables que vacunan periódicamente a sus mascotas. No obstante es muy difícil que desaparezcan al ser endémicas debido a la existencia de reservorios y otros factores que hacen imposible su erradicación. Esto hace que si en algún momento bajase el número de perros y gatos vacunados existiría un aumento del número de casos con consecuencias muy graves.


El parvovirus es una enfermedad relativamente reciente, empezó a finales de los años 70. Su dispersión fue muy rápida por todos los países del mundo. Al principio ocasionó muchísimas muertes. Afortunadamente y gracias a la vacunacióN, hoy en día vemos menos casos. El virus del moquillo es un enemigo letal. Desgraciadamente aquellos perros que son infectados terminan falleciendo y los que superan la enfermedad pueden quedar con secuelas neurológicas muy graves.Hay que saber que para que la vacuna alcance la tasa de protección más elevada es necesaria la colaboración del sistema inmunologico del animal, por lo que NO SE DEBE VACUNAR A UN ANIMAL ENFERMO. Además es importante también que el animal haya sido desparasitado previamente. Si el animal está enfermo o parasitado estará luchando contra estos procesos y perderá fuerza para pelear contra el virus de la vacunación. Este virus vacunal es inactivo y no producirá nunca enfermedad pero la respuesta del sistema inmunologíco no será buena al estar luchando en varios frentes y la tasa de protección que hemos conseguido será deficiente.


En el caso de los cachorros se comienza a vacunar con una edad mínima de 6 semanas. En este caso se pone una vacuna bivalente frente a parvovirus y moquillo (VACUNA PUPPY). Después de esta primera dosis idealmente se revacuna con 9 y con 12 semanas con una vacuna más completa que incluye ademas protección frente a hepatitis vírica y leptospirosis. Es muy importante que aunque haya algún cambio en esta pauta el cachorro reciba una dosis de vacunación con un mínimo de 12 semanas de edad, de hecho de acuerdo con los últimos estudios, en muchos países se pone una nueva dosis a las 16 semanas. Tras esta pauta inicial de vacunación se recomienda aplicar una dosis anual de recordatorio.


Respecto a la vacunación de la rabia, en la Comunidad de Madrid es obligatoria para todos los perros a partir de los 3 meses de edad. Se debe vacunar una vez al año. Para que el cachorro pueda ser vacunado debe estar previamente identificado con microchip.


Desgraciadamente, en nuestra zona y de forma endémica, existe una enfermedad parasitaria muy grave: leishmaniosis. Durante años se ha intentado obtener una vacuna efectiva. El hecho de que la enfermedad la provoque un parásito y no un virus o bacteria hace mas difícil la obtención de la vacuna. Su transmisión es debida a la picadura de un mosquito flebotomo. La actividad de este mosquito es mayor al atardecer y amanecer por lo que en zonas donde existe una alta tasa de incidencia de leishmaniosis aquellos perros que viven en el exterior delas viviendas deberían de adoptar la mayor cantiad de medidas preventivas. Será obligatorio por tanto el uso de repelentes y collares con actividad frente los flebotomos asi como la vacunación ya que en los últimos años por fin se ha conseguido la obtención de dicha vacuna. Será obligatorio la realización de un test de leishmaniosis antes de proceder a vacunar para saber si nuestra mascota padece la enfermedad.


GATOS


Antes de comenzar con la pauta de vacunación de los gatitos se recomienda que estén desparasitados y además, si alguno de los padres es callejero o se desconoce su estado sanitario, es recomendable realizar una prueba de leucemia e inmunodeficiencia felinas, que son dos enfermedades víricas importantes en esta especie.


Para los gatos se recomienda vacunar frente a la rinotraqueítis, calicivirus y panleucopenia mediante la vacuna trivalente y la leucemia felina en todos los casos. La primera dosis se aplica con un mínimo de 8 semanas y la segunda un mes después de la primera. En el caso de los gatos siempre se recomienda poner las dos dosis de la vacuna para alcanzar una tasa de protección correcta, independientemente de la edad a la que comencemos a vacunar. Se recomienda una revacunación anual con una dosis de recordatorio.


La panleucopenia felina es otra enfermedad fatal para los gatitos pudiendo provocar desde problemas cerebelares en recién nacidos hasta gastroenteritis hemorrágica e inmunosupresión como el parvovirus canino. Este es el motivo por el que a la parvovirosis canina en algunas zonas de España se le llama “la enfermedad del gato”. No podemos dejar de pensar en la gravedad del virus de la leucemia felina. Este último virus pertenece a la familia de los retrovirus como el de la inmunodeficiencia humana. Es mortal en la mayoría de las ocasiones y hemos de saber que los gatos pueden ser portadores y no mostrar signos de enfermedad e incluso nacer con él habiéndoselo transmitido la madre.Es importantísimo por lo tanto hacer un test previo para confirmar que nuestro gato no tiene el virus antes de ser vacunado. Aprovecharemos esta ocasión para testar a nuestro gato de otro virus frente al que desgraciadamente no existe vacuna: el virus de la inmundoficiencia felina.


En el caso de los gatos, la vacunación frente a la rabia es opcional. SI ES OBLIGATORIA LA IDENTIFICACIÓN CON MICROCHIP.



DESPARASITACIÓN INTERNA


Es importante realizar un adecuado control de los parásitos internos en nuestras mascotas tanto por su salud como por la de sus propietarios ya que hay algunos parásitos que pueden transmitirse a las personas . En nuestra zona geográfica utilizamos productos para los parásitos más comunes, pero no nos olvidaremos informarnos si viajamos a alguna zona de España o el extranjero de otros parasitos que aquí son infrecuententes como por ejemplo la filariosis o gusano del corazón.


Debemos tener en cuenta que si tenemos varias mascotas hay que mantener la misma pauta de desparasitación para todas ellas, y hacerlo el mismo día, para evitar la transmisión de unas a otras.


Dependiendo de la edad, el estado sanitario y el riesgo de contagio utilizaremos distintos productos y en distintas fechas, pero como pauta general para una mascota que vive en una casa, come pienso comercial y tiene una higiene adecuada- sugerimos la siguiente pauta:


PERROS


Hay que comenzar a desparasitar a partir de los 15 días de vida a nuestros cachorros, con un producto adecuado para ellos. Lo ideal es que la madre haya sido desparasitada internamente 15 días antes del parto, así se disminuye el riesgo de contagio a la camada.


Tras esta primera desparasitación, repetiremos la dosis cada 2 semanas hasta que cumpla los 3 meses de edad, haciéndolo coincidir con la segunda dosis de la vacuna tetravalente.


Entre los 3 y los 6 meses se recomienda desparasitar una vez al mes, y a partir de entonces, pasaremos a desparasitar cada 3 meses durante el resto de vida del animal. Una manera fácil de recordar cuándo tenemos que desparasitar a nuestro perro es hacerlo en cada cambio de estación.


En resumen:


– CACHORROS SIN VACUNAR: A las 2-4-6-8-10-12 semanas. Producto para cachorros.


– CACHORROS VACUNADOS: A las 16-20 y 24 semanas. Producto para adultos.


– RESTO DE PERROS: Cada 3 meses como mínimo. Producto para adultos.


GATOS


Comenzaremos a desparasitar a los gatitos a partir de los 15 días de edad con un producto adecuado para ellos. Después se repetirán las dosis cada 2 semanas hasta los 4 meses de edad.


Para el resto de animales se recomienda repetir las dosis cada 3 meses, si el animal convive con un perro o tiene acceso al exterior (jardín, patio, etc…), o cada 6 meses, para los gatos que no salen en ningún momento de la casa y resulta muy complicado por su carácter etc..administrar fármacos.



DESPARASITACIÓN EXTERNA


Debemos ejercer un buen control frente a los parásitos externos más comunes puesto que pueden ser una fuente de transtornos por sí mismos (problemas de piel, alergias…) o transmitir enfermedades infecciosas graves, como son las garrapatas o pulgas.


Para ello existen en el mercado una amplia gama de productos en distintos formatos (collares, pipetas, comprimidos). En nuestro centro le asesoraremos de la mejor opción para su mascota.


En los cachorros huérfanos, recogidos de la calle, es recomendable hacer una desparasitación externa con un spray de fipronil para eliminar las pulgas y otros parásitos que pueda portar.


En el caso de los PERROS debemos utilizar un producto como mínimo entre marzo y septiembre, puesto que debido al clima templado, es la época del año de mayor riesgo; pero es recomendable desparasitar durante todo el año.


Utilizaremos un producto contra pulgas, garrapatas, moscas y mosquitos.


En el caso de los GATOS dependerá del estilo de vida de nuestra mascota (casero, semi-libre, libre). El control más importante es frente a las pulgas puesto que muchos son alérgicos a la picadura y pueden desarrollar problemas de piel.

35 vistas

Síguenos en las redes

  • 5ae21cc526c97415d3213554 editado
  • Facebook icono social
  • Icono social Twitter
  • Instagram_icon

Contacto

Dirección

C/ Villaverde, 19. Getafe, Madrid

©2019 Hospital Veterinario Madrid Sur.